Rifirrafe entre alcaldesa de Bogotá y Policía por muerte de joven

Cortesia

Luego de que, primero en la noche del lunes en la localidad de Usme, y posteriormente en la noche del martes en la localidad de Suba, se presentaran dos muertes violentas en el marco de las protestas (todo indicaría que ambas a manos de la Fuerza Pública), este miércoles continuaron las peleas mediáticas protagonizadas por Claudia López primero con el exalcalde Gustavo Petro y posteriormente con la Policía Metropolitana.

Después de que se confirmara la muerte de un joven de 23 años en Suba, quien al parecer no estaba participando en las protestas pues iba con una bicicleta en la mano y brochas y pintura en su morral, el miércoles en horas de la mañana la alcaldesa declaró lo siguiente: “Al Esmad y a la Policía le exigimos acatar nuestras instrucciones y protocolos. Mientras las desconozcan y no haya una reforma eficaz a la institución, seguiremos teniendo riesgos a la vida”.

La respuesta de la Policía no se hizo esperar y a través de su cuenta oficial de Twitter señalaron "actuamos bajo estrictos protocolos en el cumplimiento de los deberes constitucionales. Cuando se presentan hechos de violencia en medio de disturbios, nosotros somos los primeros en investigar y pedir intervención de la Fiscalía para que haya claridad y se imparta justicia". 

Adicionalmente, y dándole continuidad al cruce de declaraciones que tuvo con el senador Gustavo Petro el martes, este miércoles la Alcaldesa añadió que como la Policía debe cumplir la Constitución, “los sectores sociales y políticos deben comprometerse con condenar, no promover y evitar toda forma de violencia social y política. Los jóvenes no pueden seguir siendo víctimas de abuso policial y carne de cañón de radicalismos políticos”.

Minutos más tarde, y siguiendo la misma dinámica del martes, Petro le respondió lo siguiente: Usted Claudia, es jefe constitucional de la Policía en Bogotá. Le sugiero dar la orden pública de retirar el Esmad de las movilizaciones. Solo dos cosas pueden pasar: que se evidencie el golpe de estado del presidente Iván Duque sin su responsabilidad; o que disminuya sustancialmente la violencia”.

La investigación

Este miércoles en horas de la tarde Luis Ernesto Gómez, quien a primera hora del día había referido que la policía colombiana, los protocolos y el uso de armamento por parte del Esmad tienen que revisarse, le pidió a la Fiscalía celeridad en las investigaciones de ambos fallecimientos.

“Ante los trágicos sucesos de las últimas dos noches en la ciudad de Bogotá, en donde en Usme y en Suba dos hombres perdieron la vida en el marco de situaciones de protesta y enfrentamientos con la Policía, convocamos a un consejo extraordinario de seguridad para pedirle a la Fiscalía y a su delegado, José Manuel Restrepo, celeridad en la investigación que permita esclarecer con toda velocidad a los responsables de estos hechos”, indicó el miércoles en horas de la tarde el secretario de Gobierno,

Adicionalmente, informó que se le ordenó a la Policía Metropolitana de Bogotá, retirar a los agentes de Policía que se encontraban activos en ambos puntos en donde ocurrieron los hechos, “para que rindan testimonio y aporten a la investigación disciplinaria en estos hechos”.

“Es inaceptable que haya otro joven sin vida en Bogotá, muy probablemente por una intervención del Esmad. En ningún Estado democrático podemos tolerar algo así. Pedimos toda la celeridad a la Fiscalía en la investigación que permita identificar al responsable”, había dicho Gómez más temprano en el día.



 

La Personería 

Por su parte la Personería de Bogotá, en el marco de los últimos acontecimientos, reiteró su llamado por el respeto a la vida en aras de privilegiar la pluralidad de visiones y fomentar el diálogo como principal camino para solucionar las diferencias que encarnan los reclamos sociales en este escenario.

“Rechazamos enfáticamente los hechos de violencia que atentan contra todas las esferas de la vida, incluyendo aquella que es ejercida tanto hacia los ciudadanos, como hacia los servidores públicos y a los miembros de la Fuerza Pública, pues desdibuja la legítima expresión de inquietudes y demandas sociales. Es importante que la ciudadanía, independiente de la disciplina, labor y participación de las personas, rechace cualquier acto que vaya en contravía de los derechos humanos”, indicó la entidad.

Por último, manifestó "toda nuestra solidaridad con las víctimas de la población civil y de la Fuerza Pública y sus familias, que han sufrido la vulneración de sus derechos humanos a lo largo de estas jornadas de protesta".