Cuarta de Mahler, sinfonía por esperanza con la Filarmed

Foto cortesía

La Orquesta Filarmónica de Medellín y el Teatro Metropolitano, a través de su temporada Encuentros llevan al mundo virtual la Sinfonía N°4 de Gustav Mahler en un recital bajo la dirección de Alejandro Roca, con la participación de la soprano Eliana Piedrahita, como invitada especial.

Este sábado, a partir de las 7:00 p.m., en los canales de YouTube y Facebook de la Filarmed y el Teatro Metropolitano, se realizará la transmisión de este concierto que, según Roca, representa la esperanza y el reencuentro.

“Este concierto, es emocionante y simbólico por muchos aspectos. Primero, el Teatro Metropolitano es la casa de Filarmed. Segundo, será mi debut como director de la Orquesta en el Teatro Metropolitano. Tercero, es una presentación que simboliza para mí la esperanza de volver a encontrarnos en escena”, señaló el director.

El cielo visto por los ojos de un niño

“Cuando el hombre, maravillado pero confundido, pregunta qué significa todo esto, el niño le responde, así es la vida celeste”, afirmaba en vida Gustav Mahler.

En tonalidad de Sol mayor, la Cuarta de Mahler fue compuesta en julio de 1899 a agosto de 1900. Su creación le llevó bastante tiempo: el cuarto movimiento Das Himmlische Leben (La vida celestial) es uno de los lieder de la colección de Des Knaben Wunderhorn (El cuerno mágico del niño) escrito en 1892.



Para el maestro Roca, esta sinfonía, es la más clásica de todas las del compositor, conserva proporciones cercanas a las sinfonías de Haydn y Mozart. “Vamos a interpretarla en un arreglo de cámara, lo cual hace que la característica íntima o camerística de la obra sea mucho más evidente”, explica el director.

La obra tiene una visión de inocencia, porque es expresada por los ojos de un niño, sobre todo en el último movimiento que habla de La vida celestial; la Cuarta es una obra que sumerge al oyente en una atmósfera de inmensa paz y serenidad. Es una sinfonía que nos invita a mirar el mundo desde la óptica inocente, ingenua y desprevenida de un infante.

Las notas de la esperanza

“La música y las artes son sin duda formas de reencontrarnos con lo bello y lo sublime, y una vía de escape importante para la sociedad. En tiempos de pandemia, tanto nosotros los intérpretes como quienes nos escuchan, nos hemos dado cuenta que es imposible vivir sin estas expresiones”, indicó Alejandro.

Dosis de magia, canto y poesía impregnan las partituras de una de las sinfonías más “celestiales” del compositor austriaco. La Cuarta es “sobre” la infancia, en el sentido de que la mayor parte de su música parece ser “sobre” temas profundos de vida y muerte. 

Para el maestro Roca, escuchar esta sinfonía, es una invitación a descubrir el mundo a través de los ojos de un niño, a no perder la esperanza y pensar que siempre habrá un futuro mejor. Un llamado especialmente necesario en esta semana en que nos enfrentamos a la dolorosa cifra de cien mil colombianos muertos por la covid-19.

En el recital estará como invitada la soprano Eliana Piedrahita, quien inició sus estudios de pregrado en música y canto bajo la tutoría de la maestra Silvia Cuenca en la Universidad de Antioquia. En el 2014 fue aceptada en la prestigiosa Universität Mozarteum de Salzburgo, Austria, para cursar allí su maestría en ópera bajo la tutoría de los maestros Michelé Crider (2015) y Mario Diaz (2016). Ha realizado conciertos como solista en Moscú, Salzburgo, Graz, Pissa, entre otras ciudades. Fue ganadora del concurso de canto Grandi Voci en Salzburgo, Austria, en el 2014.

La Flauta Mágica interpretando el papel de Pamina y en el 2018, participó en la Temporada Internacional de Ópera y Zarzuela con la Fundación Prolírica de Antioquia. En el 2020 fue invitada como solista al Festival Internacional de Música de Cartagena.