Cartagena recibe 162 individuos de fauna silvestre

En articulación con Cardique y la Fuerza Aérea Colombiana, Carder, trasladaron 162 individuos de fauna, de los cuales 51 serán reubicados y 111 serán liberados en su hábitat natural.

“El traslado de estos 162 individuos busca dar una segunda oportunidad a estas especies que son víctimas del tráfico ilegal, un delito que sigue impactando la biodiversidad de nuestros territorios. Estos animales fueron transportados en guacales de madera, bajo estricta revisión de la veterinaria de la APAP, Carolina Hincapié, quien acompañó en el viaje a los animales para su respectivo seguimiento”, explicó la directora (e) de la Carder, Tatiana Martínez.

El operativo de traslado se realizó con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana, que dispuso el avión multipropósito C-295, para el traslado de los animales y el equipo técnico que acompaña la misión de liberación.

Entre los animales que fueron reubicados se encuentran 40 guacamayas, dos pericos bronceados, siete ardillas y dos aves de menor tamaño. Después de múltiples valoraciones, se concluyó que estos individuos no son aptos para retornar a sus hábitats, por lo cual serán trasladados al Zoológico Port Oasis Ecopark de Cartagena.


Además lea: Ministerio de ambiente presentará a final de mes la ley del clima


Las aves, fueron atendidas desde el año 2017 en el Hogar de Paso de Fauna Silvestre en convenio Carder - APAP, ingresando con baja condición corporal y plumaje en mal estado. A la fecha, salen en buenas condiciones corporales, recuperadas, implante de plumas, vitaminización y ejercicios de socialización en el caso de las guacamayas.

Entre los 111 individuos que serán liberados, se encuentran 77 tortugas terrestres y 34 acuáticas. Todas ellas provenientes del tráfico y tenencia ilegal de fauna silvestre, que en su mayoría ingresaron al Hogar de Paso con deficiencias nutricionales y lesiones. Las tortugas que han sido seleccionadas para liberación son aquellas que superaron sus deficiencias debido al manejo clínico y biológico.

La articulación con Cardique “fue sido vital para garantizar la protección de estos individuos que llegaron al centro del país como producto del tráfico ilegal de especies, pero son originarios de la región Caribe. Esta Corporación está apoyando la logística del traslado de las tortugas morrocoy y las tortugas hicoteas, a zonas que cuenten con buena cobertura vegetal y disposición de alimento y agua, y que primordialmente se encuentren alejadas de la sociedad civil, dado que la mayor amenaza para estas especies es el consumo humano”, se informó.

Cabe destacar que ambas especies de tortugas, Trachemys callirostris o tortuga hicotea y Chelonidis carbonaria o tortuga morrocoy, están catalogadas como especies vulnerables en Colombia. 

La hicotea, es la especie de tortuga más decomisada del país, son extraídas del medio natural para consumo humano y para tener como mascotas, y presenta riesgo de extinción si no se controlan las amenazas que recibe en su distribución natural.